Entrevista a Marisa Maverick

Entrevista a Marisa Maverick

La entrevistada de hoy es Marisa Maverick y desde Crazy Readers queremos agradecerle que nos dedicara uno minutos de su tiempo, además en vacaciones, para contestar a nuestras preguntas. No os hacemos esperar más, aquí la tenéis.

Pregunta obligada en crazys. ¿Quién es Marisa Maverick?

Hola, queridas crazys. Ante todo, gracias por la oportunidad que me dais para darme a conocer un poco más en este loco mundo de la escritura. ¿Quién soy? Pues, simplificando, una mujer que nunca imaginó que hoy estaría así, contestando vuestras preguntas por haber publicado. Soy una persona tremendamente optimista, positiva y que cuando se propone algo… busco y rebusco hasta conseguirlo. Una persona con una vida normal, tranquila y con mil ideas en la cabeza que espero poder llevar a cabo.

¿Desde cuándo escribes?

Desde hace poco tiempo. Hará algo más de tres años que empecé con la primera entrega de la Saga Los Wadlow. Quizás mi caso es atípico, diría que sí, nunca escribí antes, absolutamente nada de nada. Pero soy de retos, y por esas cosas de la vida tomé contacto con el mundo de la escritura a través de la corrección… Y una cosa llevó a la otra. Ya os digo, fue una idea que se me cruzó en la mente y a la que le dije por qué no.

Desde la provincia de León a la de Cádiz. ¿Qué tienes de ambos lugares? ¿Alguna de tus novelas estará ambientada en alguna de ellas?

Nacer en León fue otra casualidad. Mis padres vivían en esa provincia, concretamente en Villafranca del Bierzo, por asuntos de trabajo de mi padre, que es segoviano, y mi madre, extremeña, ¡vaya mezcla! Cuando yo tenía cuatro años de edad nos mudamos a Córdoba, donde viví mi infancia y juventud. Mi trabajo me hizo mudarme a otra provincia y, al final, hoy vivo junto a mi marido en el Campo de Gibraltar, Cádiz. Por todo ello, tengo más de andaluza que otra cosa. Y referente a tu última pregunta, sí, será en la Córdoba califal donde planeo centrarme para una historia que ya da saltos en mi mente.

¿Quién te animó a escribir, o eres de las que vas con la libreta a cuestas?

Me animaban algunas de mis amigas escritoras, pero en esos momentos no tenía yo planes de hacerlo. Hoy pienso que simplemente no se daban las circunstancias, no era la hora. Llevo una pequeña libreta en el bolso, pero confieso que casi no la uso; cuando una idea o una frase se me ocurren, siempre en el momento menos oportuno, echo mano del móvil y ahí grabo un mensaje, es más rápido que escribirlo.

¿Como escritora eres metódica antes de ponerte a teclear, tienes que tener un cronograma bien organizado, o te sientas y lo que surga?

No necesariamente he de tener un guion. Sí me gusta hacer un pequeño esquema a grandes líneas de la historia en los siguientes cuatro o cinco capítulos. Pero esto es como todo, crees que lo tienes planeado y cuando te pones a teclear surgen escenas no previstas, otras que alargas o cortas, y se desajusta todo. No importa, es fantástico, pienso que eso significa que la historia está muy viva, que te habla e impune su ritmo y camino, y es genial tener que poner orden, ¡te da un chute de energía!

Y con la documentación de un libro. ¿Eres muy maniática con ella?

Confieso que bastante. Cualquier detalle, por insignificante que sea, lo compruebo con lupa. Además me encanta buscar información, por ello me lo estoy tomando con calma para la histórica que te he mencionado. Es fascinante, descubres cosas muy interesantes, datos que te llevan a otros… que no eran los que buscabas; pero no da igual, amplías tu cultura, que es lo fascinante.

Por curiosidad. ¿Enviaste algún manuscrito a una editorial, o la autopublicación fue tu primera opción?

Yo tenía claro que optaba por la autopublicación; pero quise probar a ver qué pasaba. Mandé la primera entrega de la Saga Los Wadlow, y más o menos, después de una valoración muy positiva, me dijeron que no estaba en su línea de edición. También mandé el cuento infantil, «El secreto de la cueva», a una editorial especializada en este género. Lo aprobaron muy interesados, ¡eureka!, pero yo tenía que comprar no sé cuántos ejemplares, que significaba un desembolso de más de mil euros. Me dijeron, al pedirles explicaciones, que ellos no eran una editorial de coedición… Todavía estoy flipando. Resultado: sigo como estoy, que me va muy bien. No tengo ninguna queja de Amazon, donde publico, yo controlo mis tiempos y mi obra, y eso da mucha tranquilidad.

Momento y lugar favorito para escribir.

Mi momento preferido y sagrado son las tardes. Quienes me conocen saben que en esas horas me desconecto del mundo. Y el lugar favorito, mi despacho; un caos de lugar pero que es mi burbuja.

Pregunta comprometida. Autor favorito y libro favorito.

No es que sea comprometida, es que es imposible decir un solo nombre. En el género romántico son muchas compañeras las que me gustan, y ellas saben quiénes son. Fuera de ahí, el primero que se me viene a la mente es Arturo Pérez-Reverte, tengo toda su obra; en particular me encanta su personaje del capitán Alatriste. Pero hay muchos más, Ken Follet, Robert Graves, Raine Miller…

Hoy en día, es muy difícil ser escritor, la piratería es una grandísima lacra. ¿Merece la pena intentar sacar un nuevo libro, a pesar que de que a los dos minutos ya pueda andar en diferentes plataformas?

Esa misma pregunta me la hago muchas veces. Francamente, si no fuera por la satisfacción personal de ver esa idea que no te dejaba en paz plasmada en un libro, de saber que has podido con el desafío de culminarla, no merecería la pena en absoluto. Cada cual tiene sus propias motivaciones, ya sea por el simple placer de dar vida a unos personajes al crearles un mundo propio, por una cuestión económica o por lo que cada uno tenga en su cabeza. Pero sea la que sea, duele que te roben impunemente el resultado de un trabajo de meses, y no admito excusas de que no tienen dinero… Seguro que sí lo hay para otras cosas que no son imprescindibles; el problema es que no respetan el trabajo del escritor, creen que publicar es dar patente de corso para que se hagan con él sin pagar absolutamente nada. Personalmente, no los considero «lectores», sino ladrones de vidas que no les pertenecen, de ideas y sueños; puros parásitos.

Dentro del mundo indie de la escritura, ¿hay mucho compañerismo, o también tenéis vuestros piques?

Aquí sucede como en todas las profesiones, quizás más al tratarse de un campo en el que impera lo subjetivo, lo que te gusta y lo que te desagrada. Hay compañeras que se alegran del éxito de sus colegas, que felicitan y apoyan; pero también hay mucha zancadilla y halago falso. En fin, nada nuevo bajo el sol.

Empezaste con la trilogía de los Wadlow, ¿cuál de los tres es tu favorito y por qué? (Sé que es difícil, el mío es Adam).

La Saga Los Wadlow fue un reto desde el principio. Ahora que ya está terminada y publicada, lo pienso y me digo: ¡¿yo lo he hecho?!

Me cuesta escoger uno porque todos tienen momentos especiales y mucho sentimiento en cada línea, en cada palabra escrita.

Adam es un amor, un hombre sencillo y firme en lo que cree.

Johan… es todo corazón, y precisamente por eso se vio de aquella manera.

Y Peter, mi vikingo, es mi preferido; no es el hombre perfecto, ninguno lo son, pero su lealtad, entrega y esa defensa sin medir consecuencias de lo que ama hacen de él un personaje inolvidable.

Lo cierto es que la saga tiene un algo que convence y enamora a sus lectoras, ¡y eso es maravilloso!

¿Cabe la posibilidad de que te animes a escribir sobre la familia del autoproclamado padre adoptivo de Diane, los Lombardo? Yo me quedé con mucha curiosidad.

¡Ay, Lombardo Colosimo! Te confieso que es otro personaje de los que se te quedan prendidos en el corazón. Me lo he planteado más de una vez, incluso tengo su historia en mi mente… Es posible, tal vez…

Con tu última novela, la cual tuve la grandísima suerte de leer, “La inocente pregunta de Fuencis”, participas en el PLA 2019. ¿La escribiste con esa finalidad o surgió por casualidad?

¡Uf, qué va! Esta novela estaba planeado escribirla después del primer libro de la saga, pues en ningún momento planifiqué que hubiera dos entregas más. Pero las lectoras pidieron saber de Johan, luego de Peter… Así que le tocó esperar su turno. Y admito que ha sido liberador ver como esa idea de más de dos años iba tomando forma página a página. El que se haya presentado al concurso ha sido solo porque coincidía con la fecha de salida, y me dije y si… ¡Ah! ¡Gracias por leer a Fuencis!

En la gran mayoría de las novelas las protagonistas suelen ser veinteañeras o como mucho en la treintena. ¿Qué te llevo a escoger a una más madura como protagonista?

Precisamente por eso mismo que dices, porque no abundan las protagonistas con esa edad, y porque la trama requería una mujer con la vida ya resuelta; aunque en su caso es lo que ella creía tener. Además, el hecho de ser una mujer con cuarenta años no quiere decir que ya lo has hecho casi todo; la vida te puede sorprender cuando menos lo esperas y, a veces, de la manera más sorprendente.

 Y segurísimo que tanto en público como en privado te lo preguntarán mucho, pero ¿sabremos el final de Imposible Amor? ¿Qué pasará entre Maribel y César? ¡No nos dejes así!

Sí que me han preguntado por ellos, por esa historia de amor que parece imposible, como su título. Creo que los lectores no se esperaban esa pequeña sorpresa en la novela. Pero tendréis que hablarlo con Fuencis, que es su autora y ella manda, ¡ja!

¿En quiénes te inspirastes para los personajes de Fuencis, Dago y el Cardo?

No los puedo relacionar con nadie, fue de esas ideas que de pronto se te vienen a la cabeza y empiezas a darle vueltas… Sin embargo, y porque así me lo han confesado, más de una lectora se ha identificado con los protagonistas, sobre todo con ella. Obvio que con Cardo nadie, jajajajajajaja, pero alguna admiradora tiene por ahí. Muchas veces es suficiente con mirar a nuestro alrededor para saber que la ficción no siempre es una invención. Hay muchas Fuencis y muchos Cardos con los que lidiar, pero también podemos encontrarnos con un Dago que nos salva de todo, que nos da vida.

¿Y para esa maravillosa portada y el book trailer? Porque es preciosa.

¡Ay, gracias y gracias! Quise seguir en la línea de Los Wadlow, así que elegí el fondo de una ciudad, en este caso es Florencia, donde se desarrolla parte de la historia. También tenía claro lo de las flores, cuyas imágenes fueron regalo de Genne L. Paris del banco de fotos Shutterstock, incluida la de la ciudad. El resto fue obra de Tiaré Pearl, ella siempre hace magia, y esta vez no fue menos. Desde aquí, aprovecho para darle las gracias a las dos. Yo, realmente, estoy enamorada de la portada, de ese toque acuarela en tonos pasteles… ¡Una maravilla! Y el booktraíler es otra maravilla. El efecto que le ha dado de estallido de los colores, el movimiento… Lo dicho: enamorada y agradecida, muy agradecida.

¿Qué importancia tienen las redes sociales, tanto Twitter, Instagram o Facebook a la hora de promoción como de integración con tus lectores?

Soy autopublicada, así que ya puedes imaginarte lo que significa para mí moverme por todas esas redes. Primero, te dan visibilidad, son una ventana gigantesca al mundo para que conozcan tu obra. Y segundo, sin ellas no podrías llegar a esas lectoras que te sorprenden cuando te dicen que viven en la otra parte del mundo y han visto tu promoción y deciden darte una oportunidad. Hay otro punto que es también muy importante y que hace que la frialdad de un teclado y una pantalla desaparezca para humanizar lo que era un impersonal “like”, me refiero a cuando el lector se convierte en alguien cercano al saltar esa fría barrera para convertirse en amigo; eso no tiene precio. Esta es una de las cosas buenas de este competitivo mundo: conocer personas increíbles, personas que terminan siendo un miembro más de tu familia.

El mejor consejo que te han dado como escritora.

Hummm… Uno que a veces se me olvida cuando las cosas no van como las has planeado: «Tan solo disfrútalo». Y tiene toda la razón del mundo. Siempre hay momentos bajos, bien por críticas que no esperabas o porque ese libro que has mimado tanto no recibe la acogida que soñabas, y te hundes y se te envenena la sangre. Es entonces cuando me digo que nadie me obliga a seguir, que las opiniones son subjetivas y no podemos gustarle a todo el mundo; tan solo está en nuestra mano presentar un producto digno y decente. Y el ánimo vuelve a subir porque una nueva idea te planta cara y te lanzas de cabeza a darle vida, la misma vida que te da a ti el escribirla.

¿Nos puedes contar en qué estás trabajando ahora o es top secret?

Pues estoy en dos proyectos. En una novela histórica que transcurrirá en Córdoba durante su último califa Omeya, y que está derivando a algo que no esperaba y que le dará un toque actual; en fin, que la historia me está marcando su ritmo y por dónde quiere ir. Y en segundo lugar, una serie de novelas cortas conducidas por un hilo central que será el punto de unión de ellas; otra idea loca que ya está bastante avanzada y de la que muy pronto habrá novedades.

Marisa, muchísimas gracias por dedicarnos unos minutos de tu tiempo y contestar a nuestras preguntas, muchísima suerte en el premio literario de Amazon de este año, y con todas tus novelas.

El concurso de Amazon es siempre imprevisible, pero desde aquí les mando mis mejores deseos a todos los compañeros. Gracias a ti y a tu maravilloso grupo por el apoyo constante y por esta oportunidad de que conozcan un poquito más de mi persona y de mis sueños, que espero sean los de todos vosotros. Os mando mogollón de besos. 

¿Os ha gustado? espero que tanto como a mi hacerla. muchos besos, yo soy Yorkie, y nos leemos en la próxima.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Yorkie, te agradezco esta preciosa entrevista, en la que me das la oportunidad de que conozcan un poco mejor mis novelas, además de algunos detallitos de mi persona. Es un honor formar parte de este maravilloso blog que tanto hace por fomentar la lectura.
    Te mando muchos besos, preciosa.
    Marisa Maverick

Deja un comentario

Cerrar menú