“Crimenes sucedidos en la noche de Halloween”

“Crimenes sucedidos en la noche de Halloween”

Hoy os traemos asesinatos ocurridos en la noche más terrorífica del año para muchos países, la noche de Halloween.

El nombre Halloween no es sino la deformación popular de la expresión usada en Irlanda: All Hallows´ Eve: Vigilia de Todos los Santos. 

Esta antiquísima fiesta llegó a Estados Unidos con los emigrantes irlandeses y allí arraigó para sufrir una radical transformación y emprender el camino de vuelta a este continente, por la influencia que tienen todas las tendencias del país norteamericano.

1: Envenamiento por dinero.

En la noche de Halloween de 1974, Timothy O’Bryan hizo trucos con su padre y amigos en Deer Park, Texas.

Se acercaron a una casa con las luces apagadas, pero decidieron llamar de todos modos. Nadie vino a la puerta, y todos en el grupo, excepto el padre de Timothy, se dirigieron a la siguiente casa.

Rápidamente se encontró con el grupo. Sostenía un puñado de Pixy Stix, afirmando que habían venido de la casa anterior.

Le pasó algo a los niños, incluyendo a dos de sus propios hijos.

Timothy quería una pequeña merienda esa noche de su alijo de dulces, y su padre, Ronald Clark O’Bryan, le dijo a Timothy que podía tener el Pixy Stix.

El niño comió unos cuantos y murió apenas una hora después. La policía determinó que los Pixy Stix estaban parcialmente llenos de cianuro.

Por suerte, los otros niños aún no habían comido el suyo.

La policía comenzó a sospechar de Ronald por el asesinato, especialmente después de darse cuenta de que acababa de contratar pólizas de seguro de vida para sus hijos.

Debía deudas de más de 100.000 dólares y esperaba usar el dinero del seguro para hacerse cargo de ellas.

Ronald mantuvo su inocencia, pero un jurado tardó menos de una hora en condenarle por el asesinato.

Fue ejecutado 10 años después de la muerte de su hijo.

2: El peluquero asesinado.

En 1957, el peluquero Peter Fabiano fue asesinado después de abrir la puerta a lo que él pensaba que era un truco o un problema.

La esposa de Fabiano había dejado el matrimonio brevemente para tener una relación con una mujer llamada Joan Rabel.

Pero Betty Fabiano pronto abandonó a su amante y regresó con su esposo, llenando de celos a Rabel.

Rabel conspiró con otra mujer, Goldyne Pizer, para asesinar a Peter en Halloween.

Rabel llevaba un traje que consistía en una máscara, guantes y pintura para la cara. También tenía una pistola en un saco de papel marrón para que pareciera una bolsa de caramelos.

Las dos mujeres se sentaron fuera de la casa hasta que se apagaron las luces.

Rabel luego se acercó a la casa y llamó al timbre. Peter abrió la puerta cuando Rabel le disparó en la cara con una pistola de calibre 38.

3: El caso de Stanley Stiers.

John Carpenter (Nueva York, 1948) creó a Michael Myers hace 40 años.

“La noche de Halloween” (1978), una película de terror de bajo presupuesto que Carpenter escribió y dirigió cuando un productor le pidió “una película sobre un asesino de niñeras”, se hizo con 285.000 euros y recaudó más de cuarenta millones de dólares de la época (que serían hoy, al cambio, más de 145).

En la película un niño llamado Michael asesinaba a su hermana y a su padre la noche de Halloween, tras lo que era encerrado en un psiquiátrico.

Tras huir quince años después, volvía al pueblo y, oculto tras una máscara blanca, mataba a cuatro jóvenes y perseguía a una estudiante que, en la noche de Halloween, hacía de niñera.

Se convirtió en un clásico instantáneo que dio lugar a una exitosa franquicia.

El fenómeno fan llevó a que durante años se extendiese por Internet el rumor de que la película se inspiró en un hombre llamado Stanley Stiers que vivió en Iowa y que en la noche de Halloween de 1923 mató a su familia, fue ingresado en un sanatorio mental y escapó 13 años más tarde para seguir matando.

Una historia encantadora para contar en Halloween, pero con un problema: no hay constancia de esos asesinatos en ningún medio.

4: Asesinato de Colmenares.

La tarde del 30 de octubre de 2010, el joven universitario de Bogotá Luis Andrés Colmenares dudaba si acudir o no a la fiesta de Halloween en la discoteca Penthouse.

Llegó a redactar una lista de pros y contras, y en los pros escribió: “Arreglar el problema con Laura”.

Ella era una adinerada compañera de clase con la que salía desde hacía pocas semanas.

Decidió ir: varias fotos le muestran disfrazado de diablo y a Laura Moreno de Minnie Mouse, divirtiéndose junto a varios amigos. Horas después, el cadáver de Luis Andrés aparecía en un río.

Así se inicia uno de los casos más mediáticos de los últimos tiempos en Colombia.

Aunque en un inicio su muerte fue considerada un accidente provocado por la ebriedad, la familia Colmenares contrató una investigación forense particular después de que la madre de Luis Andrés declarase que se le había aparecido su hijo en sueños susurrándole: “Mami, la prueba está en mi cuerpo, búsquenla”.

La conclusión fue mucho más dramática: asesinato.

Se esgrimió que el joven había muerto tras una brutal paliza y que su cadáver solo fue arrojado al agua horas después de muerto.

Siguieron varios juicios al exnovio de Laura, Carlos Cárdenas, la teoría de que los escoltas de la joven habían acabado con el estudiante, contradicciones en los testimonios, falta de pruebas y la absolución tanto de Cárdenas como de Laura Moreno y Yesi Quintero, otra amiga que había salido aquella noche.

Tras el último juicio en 2017, la versión oficial es que la muerte de Luis Andrés Colmenares se produjo de forma accidental, pero la fiscalía y la familia mantienen la teoría del asesinato.

Hasta aquí algunos de tantos asesinatos ocurridos en tan fecha señalada.

Hasta pronto Crazys.

Deja un comentario

Cerrar menú