Entrevista Anna Garcia

Entrevista Anna Garcia

Hola Crazys hoy tenemos una entrevista muy especial con

¿Estáis listas?
Deseamos que la disfrutéis.

1)      Una pregunta indispensable para quien no te conozca ¿Quién es Anna Garcia?

No es fácil de responder… Supongo que la respuesta sería algo así como “alguien a quién habéis hecho creer que se le da bien escribir, que se lo pasa bien haciéndolo y que, mientras dure, seguirá dándole a la tecla sin parar”.

2)      ¿De dónde salen esas historias? ¿Tienes una idea predeterminada de lo que quieres escribir antes de empezar una nueva novela o simplemente te dejas llevar?

La inspiración surge de cualquier sitio… A veces de una conversación, una escena que sucede delante de mis ojos, una vivencia propia, una canción que me hace sentir algo…
Así que sí, antes de empezar a escribir una nueva historia, ya la tengo en mi cabeza. A veces, incluso antes de poner punto final a la anterior.
Siempre sé cómo quiero que empiece, cuál será la trama, y cómo acabará. El relleno para darle forma, lo dejo al amparo de la inspiración del momento.

3)      ¿Cómo empezaste a escribir? ¿Es algo que siempre quisiste hacer o surgió sin más?

Siempre me gustó, desde pequeña. Desde el colegio, siempre se me han dado mejor las letras que las ciencias.
Pero nunca me planteé publicar porque nunca creí que alguien llegara a pagar dinero por leerme. Primero empecé escribiendo solo para mí en libretas y notas que aparecían en cualquier rincón de casa. Y luego, con el tiempo, empecé a colgar todo eso en mi web. Y empezaron a leerme más y más personas… y yo seguí sin tener claro lo de publicar, hasta que una amiga me lo planteó e incluso se ofreció a maquetármelo y preparármelo todo. Ella creía más en mí más que yo misma.
4)      Sé que lo que te voy a pedir es algo difícil, ¿Con cuál de tus personajes te quedas?

Mis personajes son como mis hijos. Todos son especiales por un motivo u otro. Unos porque fueron los primeros, otros porque fueron los más difíciles de escribir, o porque me costó la vida crearles, o porque parecían susurrarme sus frases al oído.
Pero entre todos, hay dos que me hacen sonreír cuando les nombro:
Mi chico de papel favorito es Lucas, de “Hasta que te conocí” y “Esta es nuestra historia”. Él es especial porque me inspiré en buena parte en mi propia historia, usé muchas frases que he “sufrido en mis carnes” y me ha dado muchas alegrías. Él, a pesar de su complejidad, me susurró los diálogos al oído y me acompañó en todo momento, así que me hizo el trabajo muy fácil.
Y mi chica favorita es Kate de “Quédate conmigo” por su fuerza y su valentía. Siempre digo que odio a los personajes femeninos de muchas de las novelas más vendidas del género romántico y erótico porque las pintan como unas mojigatas incautas que parece que acaban de caer del árbol. Mujeres débiles, inocentes, sumisas e incluso, si se me permite, idiotas. Por eso me encanta mi Kate, porque tiene toda la fuerza y valentía que les falta a esas otras protagonistas. 

5)      ¿Cómo compaginas tu faceta cómo escritora con tu vida familiar?

Pues mirad… hasta hace pocos meses, con tal de no perder un minuto con los míos, me quitaba horas de sueño. Tenía un trabajo exigente y luego corría de un lado a otro para cuidar de los míos. Y todo ese trajín, acabó pasándome factura y mi cuerpo dijo basta. Sufrí varias crisis de ansiedad, no dormía, comía mal, mi cuerpo me lanzaba señales de alerta y, al final, decidí hacerle caso, coger la baja, tomarme un tiempo y valorar las cosas.
Desde junio del año pasado, escribir es mi trabajo, aunque no lo considero como tal, porque creo que un trabajo es una obligación y escribir, para mí, sigue siendo un hobbie. La vida del escritor es dura, porque quizá no gano el dinero que ganaba antes, con el anterior trabajo, pero soy infinitamente más rica en felicidad.
Así que ahora, compaginar todo es más fácil. Escribo lo mismo que antes, pero a unas horas mucho más… sanas para mí.

6)      La mayoría de tus libros son auto publicados, pero “Fuera de combate” se publicó hace unos meses con el sello editorial HQN, ¿Cómo valoras la experiencia de trabajar con una editorial?

Varias editoriales se han puesto en contacto conmigo, algunas de ellas bastante importantes, pero las rechacé por una simple razón: libertad. Quiero escribir lo que quiero, cuando quiero y cuanto quiero, y sentirlo como algo mío de principio a fin.
Y la única propuesta que me aseguraba todo eso, fue la de HQN. El trato con ellos es sencillo y directo. Mi editora, Elisa, es fantástica y cuentan conmigo durante todo el proceso.

7)      ¿Habitualmente utilizas lectoras Beta para que valoren tus obras antes de publicarlas?

Sí. Mientras lo escribo, Sara, mi gurú, lee capítulo a capítulo. Ella me aconseja, me dice qué falta, qué sobra, qué chirría, qué enamora… Y todo entre risas y con muchos gifs animados y fotos…
Y luego, cuando lo acabo, cuento con la lectura y revisión de otras tres amigas.
8)      Un matón a sueldo, un policía de las fuerzas especiales, un militar con síndrome post traumático, un superdotado con problemas para relacionarse socialmente, ¿Cuál de tus personajes te ha costado más crear, o con cuál has requerido más trabajo de investigación?

El más difícil, sin lugar a duda, fue Nathan. Consulté cientos de webs y leí decenas de libros acerca del estrés post-traumático con los que volvían algunos militares. Quería ceñirme a la realidad y no dejar nada al azar, contar la verdad y no decir mentiras. También me costó tratar su relación con Kate, porque en una historia de amor, lo que todo el mundo espera, incluso la propia escritora, es el amor y, en su caso, se hizo esperar por los problemas de Nathan. 

9)      Los niños suelen ser muy importantes en tus historias, ¿Crees que esa es una de las razones por las cuales tus novelas llegan tan hondo en l@s lector@s?

Es algo que no paran de decirme las lectoras, que mis niños tienen algo especial. En realidad, no creo hacer magia con ellos, si no que los retrato en situaciones normales. Me encanta escuchar a mis hijos, que me cuenten anécdotas del colegio o del fútbol, escucharlos mientras ven la televisión o contestar sus miles de preguntas.
Mis niños ficticios, los de papel, como mis adultos, son normales y corrientes: niños que se pelean, que gritan, que tienen que lidiar con problemas familiares o escolares, incluso con enfermedades…
10)  Cuando escribiste, “No entrabas en mis planes” y “Hasta que te conocí”, ¿Pensaste desde un principio escribir las historias de sus hijos?

Concebí la historia de Lucas y Valerie de principio a fin. Sabía que quería contar el devenir de una pareja desde que se conocen hasta el final, y ya imaginaba a esos hijos que presenté en “Hasta que te conocí”.
En el caso de “No entrabas en mis planes”, nunca pensé en ir más allá, pero Max y Chris son el claro ejemplo de personajes secundarios que se convierten en protagonistas por su fuerza. Se merecían que fuer algo más allá con ellos.
11)   Chris es un personaje muy querido por tod@s tus lector@s, ¿Fue difícil para ti escribir su historia por el tema de su adicción?

Sin duda. Presentaros a ese Chris tan diferente a como le recordabais fue muy duro. Yo quería hablar de ello, quería que vierais esa faceta de él, pero no sabía cómo lo ibais a encajar. Él era un adolescente que había sufrido, que necesitaba mucho cariño y que os había enamorado, y no sabía si aceptaríais a este Chris tan desmejorado, que ha caído tan bajo, que se ha equivocado tanto… Una lectora me dijo que Chris era como su yerno perfecto, y que sufría con él, que se pasó el libro pensando: ¡vamos, que tú puedes!
12)  ¿Cómo se te ocurrió cruzar las historias de varios de tus libros teniendo como conexión la amistad de Max y Sy en “Te quiero a tú”? ¿Era algo que ya tenías pensado desde un principio o surgió sobre la marcha?

Surgió de improvisto. Una vez se me ocurrió hacer una pequeña encuesta pidiendo que me dijerais vuestros secundarios favoritos y Max y Simon quedaron empatados. Y pensé: y por qué no juntarlos? Y por qué no cruzar sus caminos? Y de ahí salió “Te quiero a tú”. Nunca imaginé qué serían Max y Simon de mayores, qué sería de sus vidas, pero fue un libro muy fácil de escribir. Max es especial, y Simon es tan divertido, que lo hacen todo sencillo.

13)   “Está sonando nuestra canción”, En esa novela, el protagonista pasa una temporada en Irlanda, ¿Has estado alguna vez allí?

No, pero en la época en la que lo escribí, la hija de una amiga estuvo estudiando allí, precisamente en Kinsale. Vi las fotos y me pareció un lugar ideal para mandar a Connor a pasar una temporada, tras los pasos de su padre.

14)  ¿Has cambiado alguna vez el final de un libro tras escribirlo?

Nunca. El final lo tengo claro antes de empezar a escribir. Y mis finales siempre cumplen un requisito: siempre acaban bien. Además, para rizar el rizo, me gusta contar algo más, viajar unos meses o años para saber algo más de esos personajes.
15)   No sueles ser muy activa en las redes sociales, ¿Qué método usas para promocionar tus obras?

Soy activa en cuanto a que intento entrar cada día en Facebook, por ejemplo y siempre respondo a todo el mundo que me escribe. También suelo postear en Instagram fotos de mis libros, de mi proceso creativo o de lo que leo (además de fotos de mi vida privada).
Lo que nunca haré será hacer spam publicitario en los diferentes grupos de Facebook. Confío en el boca a boca, simplemente. Yo no leo los libros de los autores más pesados en redes sociales, de esos que bombardean con spam publicitario constante (que no se me enfade nadie), si no los libros que llaman mi atención o los que me recomienda gente de cuyo criterio me fío. 

16)   Tu última novela publicada es, “Te estaba esperando”, ¿Qué podemos esperar de Patrick, Alex y Will?

Como siempre, realidad. Personajes imperfectos, con problemas. Y amor. Y amistad. Y familia, aunque no sea una familia “normal”. Hablo de un niño que se convirtió en un adulto increíble a pesar de su dura niñez, de un niño que no está pasando por su mejor momento, y de una mujer centrada en su trabajo que se infravalora y no se atreve a dar ese paso adelante en el amor.
17)  ¿Llegaste a pensar alguna vez que tus libros tendrían tanto éxito?

Nunca. Jamás. Aún hoy, casi cuatro años después de la publicación de mi primera novela, sigo sin creérmelo. Pensad que al principio de publicar, poca gente de mi entorno lo sabía porque no quería que nadie se viera obligado a comprar mi libro y leérselo… Es una tontería, lo sé, pero yo quiero que la gente me lea porque quiere, no por compromiso. Así que imaginaos lo que significa para mí que lo haga tanta gente…
18)  ¿Alguna vez has pensado escribir otro género literario aparte de la romántica contemporánea?

Pues la verdad, siempre digo que escribo lo que a mí me gusta leer, y yo me suelo mover por la romántica, la intriga, el terror y el suspense… Como no me pase ahora a hacerle la competencia a Stephen King…
En realidad, con la romántica es donde más cómoda me siento, porque además puedo añadir algunas dosis de humor o de intriga y así “mato el gusanillo”

19)  ¿De las criticas, siempre que sean desde el respeto, se aprende?

Siempre, totalmente.
Puedes estar de acuerdo o no, pero siempre hay que saberlas encajar.
Soy plenamente consciente de que no se puede gustar a todo el mundo y que incluso una lectora fiel puede encontrar un libro más flojo que otro. Lo único que se puede hacer es escuchar, valorar e intentar hacerlo mejor la próxima vez.
De todos modos, la mejor critica posible es la que una misma se hace. Yo soy muy exigente conmigo misma, y no publico nada de lo que no estoy plenamente convencida y orgullosa.
20)  ¿Lees obras de autor@s auto publicados? ¿Tienes algún favorit@?

Leo mucho, de todo. Desde best-sellers nacionales e internacionales a auto publicados. Leo hasta la etiquetas del champú.
Me gustan mucho Lucía Herrero, Olivia Kiss, Cherry Chic, Laura Sanz…
Pero tengo una tara… Cuando escribo, soy incapaz de leer romántica. Así que en mi mesita de noche reposan actualmente “Cicatriz” de Juan Gómez Jurado y “El visitante” de Stephen King.
21)  ¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Podrías adelantarnos algo?

Sí… De hecho, están escribiendo los últimos capítulos de la que será mi próximo libro. Debo estar a poco más de cincuenta páginas de despedirme definitivamente de una de las familias que más buenos ratos me ha hecho pasar.
Dentro de poco, os contaré la historia de Harry Turner…

Deja un comentario

Cerrar menú