La accidentada boda de Lord Mersett

La accidentada boda de Lord Mersett

Ya tenéis aquí nuestra opinión sobre la octava entrega de la serie Minstrel Valley y la que estábamos deseando leer por lo peculiar del personaje, nuestro chino.

Resumen literario:

En pleno siglo XIX, que un hombre con rasgos orientales sea un lord británico es como poco, raro

Derek Lee, conde de Mersett, se enamora de la protegida de su padre desde antes de que ella llegue a tener esa condición. Una traición inesperada y no desvelada hace que se aparte de la mujer que ama y vuelva a China.

Daphne consiente casarse con otro hombre obligada por las circunstancias y con la firme creencia de que jamás amará a otro hombre pero se obliga a seguir adelante.

Cinco años después sus caminos vuelven a acercarse aunque en esta ocasión hay secretos y rencores que tendrán que ir superando si quieren tener una relación más allá de la opción platónica que planteó Derek cuando reapareció en la vida de Daphne para ayudarla a instalarse en Minstrel Valley y sacarla del pozo de tristeza en el que estaba inmersa.

Con lo que no cuenta Lord Merset es que la señora Crown no está dispuesta a seguir cediendo a sus imposiciones y se rebelará ante todo y todos.

¿Serán capaces de superar las barreras que ellos mismos se han impuesto?

Opinión personal:

Las seguidoras de la serie, os habréis dado cuenta de que algunas de las parejas ya vienen predestinados desde libros anteriores.

En el caso de Lord Mersett era así aunque yo personalmente no había sabido verlo.

En este nuevo mes, el amor no reaparece sino que existe pero ambos personajes son tan obstinados que no ceden a sus más íntimos deseos, no solo por el qué dirán y el posible ostracismo social al que los pueden someter por el origen de Derek, sino porque temen que el padre de Lord Mersett nuevamente los vuelva a separar.

Nos encontramos ante la señora Daphne Crown, una mujer que se vió obligada a una boda diez años atrás pero que tuvo suerte con el esposo que tuvo. Cuando lo leáis entenderéis el motivo.

También tenemos a nuestro Lord Mersett, Derek Lee o Guang Xi (su nombre chino), un hombre taciturno, callado, que se mete en peleas clandestinas pero con los modales de un lord británico al ser hijo de un marques.

Ambos tienen un pasado en comun que las lectoras no esperamos aunque se va intuyendo según vamos profundizando en la historia.

Como en los libros anteriores, irán apareciendo los demas personajes e incluso hay alguno al que supongo que veremos emparejado en el futuro porque en Minstrel Valley es respira amor y no se escapa nadie a sus tentáculos.

En esta historia descubriréis secretos, veréis una cara desconocida de Lady Acton, y aprenderéis que una Dama Selecta siempre lucha por lo que ama con sigilo y decoro aunque dicha dama en cuestión no sea una elegida (me refiero a la señora Crown).

Hay una parte que me ha encantado y no es la mente liberal de Lord Mersett con respecto al movimiento feminista que vamos descubriendo poco a poco en esta serie. Lo que más me ha gustado es el efecto que el whisky del señor McDonald tiene sobre tres damas, las cuales planean un secuestro estando ebrias y que hasta les sale bien el plan aunque con la colaboración inesperada de la víctima.

Puntuación: ????

Esta vez no voy a ponerle la puntuación máxima porque, a pesar de que me ha encantado la historia, me habría gustado que la autora ahondar un poco más en la vida de Derek. O más bien que nos hubiera explicado esa fijación del personaje en meterse en peleas clandestinas.

Aun así, Lord Mersett se ha ganado un hueco en los libros a releer en el futuro.

Veremos lo que nos trae Elizabeth Urian con Lord Wesley.

Hasta la proxima

Deja un comentario

Cerrar menú