Leyendas urbanas” “Las 6 casas más aterradoras del mundo”

Leyendas urbanas” “Las 6 casas más aterradoras del mundo”

Este mes os traemos las casas mas terroríficas del mundo, casas embrujadas con o sin explicación alguna.

N°1- La casa de Amityille

La noche del 13 de noviembre de 1974, Ronald DeFeo, un joven de veintitrés años que residía con sus padres y sus cuatro hermanos menores en la dichosa casa colonial de Ocean Avenue.

Los asesinó a todos a sangre fría de madrugada mientras dormían con un gran fusil.

El caso de la familia Lutz salió a flote solo por motivos de interés para reducir la sentencia de Ronald.

Al convencer al jurado que lo acontecido para esta familia había ocurrido por los fenómenos paranormales que su cliente había alegado, se podría reducir su sentencia.

No obstante, esto no ocurrió así puesto que las familias posteriores a los Lutz no pasaron por los eventos de esta familia durante su estancia en la casa maldita de Amityville.

N°2- Los Baschimca

Murnao 1972, se dice que la familia de Los Baschimca tenían accesdencia vikinga.

Tenian un buen trato con los demás sin embargo un día algo extraño empezó a pasar con dicha familia. Todos comenzaron a sentirse mal.

Cansados y desgastados pronto dejaron de ser los mismos de siempre. Poco a poco fueron muriendo uno a uno excepto la anciana a los 113 años.

La leyenda dice que la ancina les devoraba las energías.

La casa jamás fue habitada de nuevo, los pocos que se atrevieron a entrar decían que la casa era como si te quitara las energías.

N°3- La casa de las cadenas.

Narra la leyenda que, hacía mucho tiempo, había vivido en el palacete un marinero que solía viajar demasiado.

Su esposa, cansada de guardarle las ausencias, acabó por echarse un amante, y la mala suerte quiso que el marido arribase un día a casa antes de lo previsto, pillando en situación bastante incómoda a la pareja de enamorados.

Aquel marinero humillado, decían, había matado a los tórtolos no sin antes someterles a gran número de torturas y atarles con cadenas a la cama que tantas veces compartieran antaño.

Desde entonces, la casona recibía el nombre de la de «las cadenas», puesto que -y aún después de muertos- los gijoneses que pasaban por la calle podían oír los lamentos, el crujir de los eslabones y los gritos de auxilio de los amantes.

N°4 – La casa embrujada de Nyack.

Patrice Jeffrey Stambovsky, que se compraron una casa en Nyack, Nueva York sin que nadie les comentara un pequeño, pero a la vez crucial detalle: la casa estaba embrujada.
Su dueña anterior, Helen Ackley, estaba convencida que había fantasmas por el edificio, pero no se le ocurrió mencionarlo a los nuevos compradores para no perder la venta.

Como resultado, los Stambovsky demandaron a la dueña anterior de la propiedad y el caso sentó un precedente: conocido como la ‘sentencia Cazafantasmas’ el juez declaró que la casa estaba “legalmente embrujada”, y que su estado paranormal debería formar parte de las condiciones para cualquiera de sus futuras ventas.

N°5 – La mansión Winchester.

Winchester joya arquitectura

La historia de Sarah Winchester y su enloquecida mansión tal vez no entrañe grandes misterios.

Según la leyenda que ha llegado hasta nuestro siglo, la fortuna que la viuda de William Wirt Winchester heredó en 1881 de su marido estaba maldita como castigo por todos los muertos que causaron los rifles Winchester en la Guerra de Secesión americana.

Una famosa médium le dijo entonces que tenía que mudarse de Connecticut a California y construir allí una casa para que sus espíritus tuviesen un lugar donde descansar.

Eso explicaría que la señora Winchester comprara una ruinosa granja en San José y durante los treinta y ocho años siguientes, hasta su muerte en 1922, levantara de su propia imaginación y con su conocimiento una imponente mansión de más de 161 habitaciones y siete plantas.

Sus obreros trabajaban noche y día y jamás terminaron su labor.

N°6 – La Mansión de la maldición.


Construida en 1888, esta mansión parece haber sido congelada en el tiempo, intacta desde la partida de sus últimos inquilinos (hace muchos, muchos años).

El paso del tiempo han causado estragos en su interior, pero sigue siendo una casa hermosa aunque tenebrosa pues hay quienes creen que algo extraño pasa ahí. 

La propiedad es la antigua casa de Henri Landru, uno de los asesinos en serie más conocidos de la historia de Francia.

Nacido en 1869, este hombre cuyo juicio atrajo en su momento una gran atención mediática, fue condenado por la muerte de hasta once mujeres que habían desaparecido en extrañas circunstancias.

Hasta aquí la sección, espero y deseo que os haya gustado.

Deja un comentario

Cerrar menú