Martin McCoy, entrevista.

Martin McCoy, entrevista.

Hoy tenemos el honor de contar con la colaboración de Martín McCoy, el hombre que se esconde detrás de la capucha. Pasemos a conocer un poco a quien se esconde detrás de tan inusual imagen

Antes de empezar, agradecerte, Martin que dediques unos minutos de tu valioso tiempo para contestar a esta pequeña entrevista de las Crazys.

Un placer estar aquí. Las gracias os las debo dar yo a vosotras.

  1. Pregunta obligada y con la que empezamos todas nuestras entrevistas, ¿Quién es Martin McCoy?

Esto es difícil. Suelo mantener mi vida personal alejada de mi vida literaria y, por eso mismo, no hay mucho que contar. Soy un vizcaíno de cuarenta y cinco años que lleva poco más de año y medio metido en el mundillo de la literatura independiente. Poco más que contar. Ya lo siento.

  • ¿Por qué usar como avatar o fotos de perfil esa capucha? ¿para ser mas misteriosos o por privacidad?

Por privacidad. No quería que se me viera la cara y de ahí que me hiciese una foto en carnavales bajándome la capucha hasta la nariz. Luego ha resultado que es peor el remedio que la enfermedad y no verme la cara ha hecho que mucha gente se empeñe en descubrir quién soy. Vamos, que mi plan perfecto tenía alguna laguna que otra.

Tras leer Seb Damon 3 14, no se porque pero yo te imagino escribiendo delante del PC, con una copa cerca y un cigarro no muy lejos ¿me he desviado mucho de tus hábitos de escritor? ¿Qué manías tiene Martin McCoy a la hora de ponerse a escribir?

En lo del cigarro sí que has acertado. Sin tabaco no me pongo a escribir. Que luego los dejas en el cenicero y se consumen solos porque estás tecleando y se te va el santo al cielo, pero tiene que haber tabaco cerca. La copa la cambiamos por un café y tienes la foto perfecta. Soy muy cafetero, así que da igual si escribo por la tarde, por la mañana o por la noche, siempre tengo un café al lado. No me permito más manías porque escribo cuando puedo y no cuando quiero.

  • Con Seb Damon, te diste a conocer y te presentaste al premio literario Amazon 2018 pero… ¿era tu primera novela? ¿o por el contrario era la primera que lanzas, pero en el cajón tienes unas cuantas guardadas?

Es la primera novela que acabé. Tengo unas cuantas con quince mil o veinte mil palabras escritas, pero que acabé abandonando. La primera que terminé, la publiqué antes de arrepentirme.

  • Y por favor cuéntanos un poquito ¿Quién la leyó primero, cuando solo era un pequeño proyecto? ¿te animaron a publicarla?

Se la ofrecí a Gemma Herrero Virto, una escritora indie con bastante éxito. Se la ofrecí cuando tenía quince mil palabras y me dijo que pasaba de leérsela. Que mejor esperase a tener algo más. La tía es muy maja, pero también tiene su lado borde, para qué mentir. Luego me la estuvo pidiendo y yo me negaba a enseñársela. Por fin, la vio acabada y me dijo que era muy buena y tenía que publicarla. Le pedí un prólogo y accedió, así que ya lo tenía todo para tirarme a la piscina sin haber mirado siquiera si había agua.

¿Esperabas obtener con ella el éxito cosechado?

Esta pregunta es fácil. No. No lo esperaba y, de hecho, sigo sin comprenderlo. Es una novela negra, muy negra, con trasfondo de ciencia ficción. No es lo que la gente suele leer salvo en pequeños grupos especializados. Sin embargo, ha llegado a lectores de todo tipo gracias al boca a oreja. Especial mención para las lectoras de romántica que sentían aversión por la portada, el género y la sinopsis, pero se fiaron de otras lectoras que se lo recomendaron. A día de hoy, creo que el ochenta por ciento de las personas que se han leído 3 14 son lectoras asiduas de romántica.

  • En alguna otra entrevista que he leído te defines como un autor indie, mi pregunta ¿has enviado algún manuscrito a una editorial y esta te ha rechazado? ¿o fuiste de los que se lanzo al mundo editorial con auto publicaciones desde el minuto uno?

Jamás he enviado un manuscrito a una editorial. Antes de escribir mi primer libro, ya conocía a unos cuantos escritores y había leído sus malas experiencias con las editoriales. No creo que mi estilo, los géneros que trato o mi personalidad tengan cabida en ese mundo.

  • Si en este instante una editorial te llamara ¿le dirías que si o que no?

Depende. Si no me piden exclusividad y puedo seguir siendo el dueño de mis obras, aceptaría. Si quieren exclusividad, diez mil euros por libro y año de contrato y listo. Así me quitan de trabajar y puedo escribir otras cosas. Esas condiciones son inaceptables para cualquier editorial, así que me colgarían y supongo que de malos modos.

Como escritor ¿Qué opinas de la piratería? Con las facilidades que hoy tenemos los lectores a través de las tarifas planas como es el Kindle Unlimited ¿tiene alguna justificación?

Sí que la tiene y la tendrá siempre. Hay gente que no compra libros, películas o música. Si lo puede conseguir gratis, lo adquiere. Si tiene que pagar, directamente pasa. Cuando veo que alguien se ha leído un libro mío descargándoselo gratis, no me siento mal. No siento que me hayan robado. Esa persona jamás habría comprado mi libro, así que no pierdo nada. Igual hasta le gusta, se lo comenta a sus colegas y alguien lo compra. Vete a saber. O sencillamente me leen. Esa es mi intención al escribir: que me lean. Si llega dinero también, bienvenido sea.

Entremos en materia para conocer un poquito más tus obras.

  1. Tanto Seb Damon 3 14, como su continuación Libertad Virtual, tienen un trasfondo de ciencia ficción, a parte de ser novela negra. ¿Cómo se te ocurrió la idea? ¿fue difícil crear ese universo?

La idea vino del intercambio de recuerdos que pone en marcha toda la trama. Con eso ya tenía claro que debía suceder en el futuro, pues a día de hoy eso no existe. Entonces me planteé que quería hacerlo en Brooklyn. Para crear el Brooklyn del año 2048, necesitaba documentarme un montón sobre las costumbres, clima… Mil cosas que no me apetecían. Yo quería empezar a escribir directamente. Ahí vino la idea de una ciudad en la Luna. Me puse a buscar ideas que ha habido sobre hábitats lunares y la opción de ciudad enterrada me cuadraba perfecta. Ya solo quedaba generar la gravedad. Por suerte, dos físicos amigos me ayudaron a desechar todas mis ideas estúpidas y quedó como sale en las novelas. Siguen diciéndome que la cantidad de energía necesaria para mover ese monstruo a esa velocidad es apabullante, pero es plausible.

En resumen: para no documentarme tuve que acabar documentándome más. Soy un lerdo. Después de eso, me basé en el Ankh-Morpork de Terry Pratchett para hacerme una idea de cómo podría ser eso mismo llevado a la ciencia ficción y fue surgiendo solo.

Tras terminar 3 14, ¿tenías claro que habría una continuación?

Muy claro. De hecho, empecé a escribirla antes de publicar 3 14. También ahora tengo claro que habrá más entregas de Seb.

Y una cosa que me intriga muchísimo ¿Por qué esos títulos? Y ¿tendremos tercera entrega de este detective? ¿dejaran la Luna para venirse a la tierra?

3 14 se llama así por una broma interna de la obra. Detective privado en inglés es Private Investigator. Las siglas son P. I. y, por lo tanto, Pi. A pesar de que la pronunciación en inglés sería diferente, la broma sigue funcionando ya que nadie entiende por qué Seb ha puesto en su puerta 3 14 en lugar de Private Investigator.

Libertad virtual es un juego de palabras también con la trama de la novela. No podría explicar toda la amplitud del juego de palabras sin destripar algo, así que lo dejo. El hecho de que empiece por Seb Damon es para seguir la costumbre de las pelis de Indiana Jones.

  1. Tanto Seb Damon como Lance Evergreen son detectives ¿tienen algo en común a parte de la profesión?

Son pelín malhablados y se desenvuelven bien en los bajos fondos, pero pocos puntos más tienen en común. Lance es pacífico y Seb violento. Seb es mujeriego y Lance no trata con mujeres. Así podría seguir con una lista eterna de todo en lo que son diferentes.

Doble Trouble, es una novela, por decirlo de alguna manera de a medias con Sara Halley. ¿fue muy difícil poneros de acuerdo tanto en argumento como escenas o la química que existente entre ambos facilito las cosas?

Ha sido lo más sencillo del mundo. Más fácil que escribir solo. Por un lado, ninguno de los dos tenemos tanto ego como para empeñarnos en defender nuestro punto de vista a capa y espada. Íbamos soltando ideas y, de repente, al otro una de ellas le gustaba y la hacía crecer. Empezábamos a girar en torno a esa idea y era como una bola de nieve. En unos minutos, teníamos la escena lista. Con el argumento, lo mismo. Íbamos añadiendo cosas que nos cuadraban y el otro modificaba. Si algo no gustaba, quedaba fuera. No había ni que discutir. Ya te digo que más fácil que escribir uno solo.

¿Habrá más?

Ahora mismo estamos los dos demasiado centrados en nuestros proyectos personales como para plantearnos escribir otra entrega de Double Trouble.

Seb Damon es más ciencia ficción pero Doble Trouble es más contemporáneo, aunque las dos tienen tintes policiacos ¿fue difícil cambiar de registro?

En realidad, lo que más me costó fue la parte romántica. En Seb Damon las emociones se narran de una manera muy burda porque el género lo pide así. Al fin y al cabo, es novela negra. En Double Trouble, sin embargo, había que profundizar más en esos sentimientos al ser romántica y me costó muchísimo. Por suerte, tanto mi compañera como las lectoras cero Analí Sangar y Gemma Herrero Virto me fueron guiando en ese terreno desconocido, pero no diré que fue fácil.

¿Qué escenas son las más complicadas para escribir?

Las escenas en las que debe reflejarse el amor. No me salen, oye. Generalmente con dos gestos y una frase lo tengo listo y que el lector ponga el resto. Sin embargo, hay veces que hay que profundizar más en los sentimientos y me las veo y me las deseo para conseguir hacerlas.

Las escenas eróticas también me cuestan. Me salen, pero necesito que me las revisen. Por lo visto, usar la palabra pene no mola. Me cuesta encontrar el punto intermedio entre no ser soez y no ser ñoño.

A parte de Sara Halley, ¿hay algún autor/autora con la que te encantaría escribir una novela o lo que surja?

Cualquiera con el que tenga un buen feeling, la verdad. Adoro el trabajo en equipo y el vínculo que se genera al escribir algo a medias es precioso.

El mejor consejo que te hayan dado como escritor.

No uses todas las palabras que te sabes. Si el personaje es una cajera de supermercado que no acabó el bachiller, no puede hablar como un catedrático de la lengua. Usa el registro correcto para cada género y cada personaje.

¿Nos puedes desvelar un poquito de tus próximos proyectos literarios o por ahora son top secret?

Estoy trabajando en la tercera entrega de Seb, pero está muy verde todavía. Ni siquiera puedo adelantar posible fecha de publicación, tan solo que será en 2020 salvo que pase algo muy gordo. También tengo otro proyecto muy avanzado que quiero presentar al PLA, pero no puedo decir nada de él todavía.

Desde aquí agradecemos a Martín que tan generosamente ha contestado a nuestras preguntas. Seguiremos leyéndolo.

Deja un comentario

Cerrar menú